El Frente de Unidad Piquetera realizará, a partir del martes próximo, una marcha federal que saldrá de Ushuaia y La Quiaca para llegar el jueves a la Casa Rosada. Con la consigna Por trabajo y por salario, contra el hambre y la pobreza, las organizaciones territoriales de la izquierda manifestarán su rechazo al rumbo económico y particularmente al acuerdo con el FMI: «La reactivación en Argentina es muy mínima, es casi un rebote de la pandemia, que no llega a los desocupados», sostuvo Eduardo Belliboni al anunciar la protesta. Irán haciendo actos en las provincias el 10 y 11 de mayo; el 12 será el cierre, con una jornada piquetera en la Ciudad de Buenos Aires.

Esta marcha federal es parte del plan de lucha votado por la Unidad Piquetera a principios de marzo. Arrancó con un acampe frente al ministerio de Desarrollo Social, días después de que el ministro Juan Zabaleta anunció que el gobierno había decidido congelar el número de beneficiarios del plan Potenciar Trabajo, y continuó el 13 de abril con una movilización contra el acuerdo con el FMI.

«El primer punto del reclamo es por trabajo y por salario, ya que nosotros le presentamos a Desarrollo Social una propuesta de cómo crear un millón de puestos de trabajo, a la que no tuvimos respuesta. Ante esta situación, estamos planteando además la necesidad de que mejore la asistencia a los comedores y que aumente el monto de los planes», dijo a Página/12 Silvia Saravia, de Barrios de Pie.

Los convocantes –además del Polo Obrero y Barrios de Pie, movilizarán las dos vertientes del Frente de Organizaciones en Lucha, el MTR 12 de abril, el MTR Votamos Luchar, entre otros– apuestan a aumentar su caudal de movilización en esos tres días de reclamo, bajo el impulso de la crítica situación social generada por el aumento de la canasta familiar, y especialmente de los alimentos.

De acuerdo al índice barrial de precios que releva el Isepci, la consultora popular de Barrios de Pie, en los tres primeros meses del año la canasta alimentaria de los más pobres sufrió una inflación del 21 por ciento. Si bien el gobierno resolvió otorgar un bono de 18 mil pesos a trabajadores informales y jubilados para paliar la situación, en el Frente de Unidad Piquetera señalan la insuficiencia de ese monto y su carácter de pago por única vez.

Belliboni señaló que esperan que 300 mil personas se movilicen en los actos del interior del país, y que unas 130 mil se reúnan para el cierre, en Plaza de Mayo«Lo que está haciendo la Unidad Piquetera es lo que tiene que hacer cualquier organización sindical: luchar contra el ajuste», planteó el sábado en el acto de la izquierda por el día del trabajador, en el que llamó «a las bases de la UTEP a romper con el gobierno de los ajustadores».

En la Ciudad de Buenos Aires, el día del cierre las delegaciones de la protesta llegadas desde el interior van a concentrar en tres puntos, Retiro, Once y Constitución. Desde esas plazas, junto a los manifestantes del Conurbano y CABA, las tres columnas irán caminando hasta la plaza de Mayo.

En el interior del país los actos y movilizaciones comenzarán el martes 10. Ese día se realizará una concentración en La Quiaca, junto a trabajadores de Ledesma y la participación de Carlos «Perro» Santillán, un histórico referente de los estatales jujeños que marcó las luchas de los ’90. A su vez, en Neuquén la columna sur de la marcha federal se pondrá en movimiento con un acto de desocupados y trabajadores de Zanón. También se están preparando actos en las ciudades santafesinas de Rosario y Villa Constitución y en Río Grande (Tierra del Fuego). Salta, Tucumán, Santiago del Estero son puntos del recorrido de la columna del noroeste, mientras que el NEA saldrá de Misiones y Chaco para pasar por Corrientes y Entre Ríos. En Córdoba y Cuyo también habrá movilizaciones. La caravana del sur saldrá de Ushuaia para recorrer Santa Cruz, Neuquén, Río Negro y La Pampa.

«En las calles logramos arrancarle al gobierno un primer bono de 6 mil pesos en abril y el aumento del 50 por ciento en la Tarjeta Alimentar, que aún así sigue por debajo de la inflación. También el anuncio de un ‘bono extraordinario’ de 18 mil pesos en dos cuotas, que favorece a sectores más amplios de la población, pero que debería ser adjudicado de manera automática a todos los que lo necesitan, ya que el Estado tiene todos los datos necesarios», plantearon los convocantes en el anuncio de la marcha.

Fuente: Página 12