El presidente de la Federación de Almaceneros de la provincia de Buenos Aires, Fernando Savore, advirtió este lunes que todavía no está disponible en los comercios de proximidad la canasta de 60 productos que anunció el gobierno y cuestionó a los mayoristas por la demora. «Para nosotros el programa comienza hoy. Es ir al mayorista y encontrar los productos. Pero todavía no están. Son 60 productos, no es una cantidad tan grande ni un esfuerzo importante para nuestros proveedores», sostuvo el dirigente.

El programa, que incluye artículos de higiene personal, limpieza del hogar, alimentos y bebidas, se consolidó a través del diálogo y consenso entre empresas productoras, proveedores mayoristas y cámaras, asociaciones y entidades que nuclean autoservicios de origen chino, almaceneros, supermercadistas y polirrubros de todo el país.

El gobierno sabe que la canasta complementaria para almacenes o comercios de barrio es fundamental ya que el 60 por ciento del consumo de alimentos envasados es a través de comercios de proximidad. Sin embargo, la implementación y el funcionamiento del programa podría demorarse.

El problema comienza cuando los almacenes, que adquieren el 80 por ciento de su mercadería comprando en distribuidoras y mayoristas, no encuentran los productos que aparecen en el listado o los encuentran pero a otro precio. Si bien la semana pasada los funcionarios de Comercio Interior se reunieron con empresas del sector mayorista y acordaron que deberían proveer los productos a los comercios de proximidad, los almaceneros afirman que no se está cumpliendo.

Savore remarcó que la lista con los precios actualizados no se corresponde con los precios que se presentan en los mayoristas a la hora de comprar. “La lista que envió Secretaria de Comercio advierte que el kilo de azúcar Dominó debería pagarse en mayoristas a 69, 20 pesos pero el azúcar más barata cuesta 96, 59 pesos y el azúcar Dominó no está. Recorrí dos supermercados mayoristas y no se encuentra”.

“Nosotros vamos a acompañar la medida pero que quede claro que dependemos de los distribuidores. Los mayoristas tienen una relación directa con la empresa. Todos sabíamos que hoy arrancaba el programa, los mayoristas estaban preavisados una semana antes. Pero, ¿cómo podemos sumarnos al programa si los productos no están? Van a decir que los almaceneros no se quieren sumar al programa y cómo nos vamos a querer sumar si hay un desgaste en donde vamos al mayorista y no está la mercadería. Si la mercadería está, nosotros vamos a vender”, sentencia el titular almacenero.

Nicolas Lin, director comercial de la Cámara de supermercados chinos, comentó que “estamos trabajando, empezando por revisar el listado que nos pasó Feletti. Hay voluntad de cooperar con este programa siempre y cuando se nos garantice la provisión de los productos y el precio de compra. No queremos seguir actualizando los precios todas las noches, la inflación también nos cansa pero la secretaría tiene que garantizar la provisión”.

«El precio en promedio será un 12 por ciento más caro que el Precio Cuidado que se encuentra en las cadenas de supermercados, teniendo en cuenta el costo de transporte y de logística que tenemos nosotros. Esta idea al principio no nos convenció pero esperamos que al ser un porcentaje chico eso no ahuyente al cliente», concluye Lin.

Yolanda Durán, titular de la Cámara Empresarial de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático, “el listado recién llega, mañana vamos a empezar a ver cómo se instaura el programa. Lo importante es que ya se puso en marcha y paulatinamente se irán instalando los diferentes productos”.

Habrá que esperar si el objetivo del programa, el cual busca establecer precios de referencia en comercios de proximidad, con el propósito de reducir la dispersión de valores que existe entre estos locales y las grandes cadenas de supermercados, se cumple.

Según declaraciones de la subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores, Liliana Schwindt, se reunirán con los mayoristas, para controlar que estén vendiendo los productos acordados a los precios establecidos.

«Los supermercados compran directamente a las fábricas, pero para los comercios de proximidad hay un eslabón más, que son los distribuidores o los mayoristas. Y hubo que acordar entre todos esos actores para obtener un precio final que permita reducir la brecha que hoy existe entre los Precios Cuidados de los supermercados y los precios de los almacenes, que tienen otros costos», comentó la subsecretaria.

Fuente: Página 12