El río Paraná contiene algas llamadas cianobacterias que producen efectos nocivos a la salud humana, por lo que se recomienda evitar el contacto, en sintonía con el alerta emitido por el Ministerio de Medio Ambiente a los habitantes de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba.

Matías De Bueno, director del Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) declaró este miércoles a la emisora LT8 que «no dijimos que no se puede ir al río, sino que cuando se observan algas verdes en zonas de agua estancada hay que evitar el contacto porque producen inflamación en la piel, conjuntivitis, diarrea e inflamación de ojos, entre otros efectos nocivos para la salud».

El biólogo agregó que «la bajante histórica del río y el calor extremo han provocado la aparición de este tipo de algas, llamadas cianobacterias, que ya hubo en la zona norte de Rosario, en La Florida, y en la zona de islas, en el Banquito San Andrés».

Fuente:Télam/Observatorio ambiental UNR