Julieta Bermejo, una de las pasajeras del micro que volcó esta madrugada en la ruta 2, a la altura de la ciudad bonaerense de Chascomús, dijo que el vehículo «iba muy rápido» y que creía que el chofer «se quedó dormido”.

El siniestro ocurrió a las 4.10 de este martes en el kilómetro 134 y fue protagonizado por una unidad de la empresa de micros de larga distancia Plusmar que regresaba de Miramar hacia la Ciudad de Buenos Aires.

“Frenó y pegó un volantazo. No podemos entender qué pasó”, aseguró la mujer de 33 años en declaraciones al canal de televisión TN.
“Yo estaba sentada en el medio. No me había dado cuenta pero otros pasajeros dijeron que iba muy rápido, veían que se encendía una luz de alerta por exceso de velocidad”, relató Bermejo que no sufrió heridas de gravedad.

“Estaba intentando dormir, pero por suerte no pude”, continuó y dijo creer que “se quedó dormido el chofer» porque, si no, no se entiende qué pasó porque «no chocamos contra nada y terminamos en la banquina».

La mujer sufrió golpes leves y confirmó que junto a varias personas logró salir rápido del vehículo gracias a que otro pasajero rompió una de las ventanillas.

En tanto, José, otro de los pasajeros que sobrevivió al accidente, coincidió con los dichos de Bermejo.

“Venía la luz prendida desde hace rato, le hice cambiar a mi hijo los pasajes para que viajáramos de la mitad para atrás. Eso evitó que saliéramos despedidos”, aseguró en declaraciones televisivas.

El hombre, que tampoco sufrió heridas graves, contó que tomó el micro a la 1 de la madrugada y que «se venía tambaleando mucho algunos kilómetros antes”.

“Cuando se empezó a poner de costado el micro le agarré el brazo a mi hijo”, recordó José y remarcó que “gracias a Dios no venía nadie enfrente, pero de todas maneras fue una catástrofe”.

“Siento que volvimos a vivir”, concluyó.

Fuente: Télam