El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, manifestó que «la tensión sobre el sistema sanitario sigue siendo alta y preocupante», por lo que pidió continuar con las medidas de cuidado para lograr un descenso en los contagios de coronavirus mientras se avanza en el plan de vacunación, en el séptimo día del aislamiento estricto que culmina el domingo y que será retomada luego el fin de semana del 5 y 6 de junio.

Durante una conferencia de prensa que encabezó junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, en la sede de la gobernación, en La Plata, el titular de la cartera sanitaria planteó que «los 41.000 casos de este jueves, no son el reflejo del impacto de las medidas» adoptadas por el presidente hasta el 31 de mayo.

En ese marco, el titular de la cartera sanitaria planteó que las cifras récord de este jueves -con 41.080 casos registrados y 551 muertes en las últimas 24 horas- «no son el reflejo del impacto de las medidas» adoptadas por el presidente Alberto Fernández hasta el domingo 30 con el aislamiento estricto, sino que «hay que esperar para ver el resultado de estas disposiciones».

«Hay que esperar para ver el resultado de estas disposiciones», indicó Gollan y puso de relieve que «hay una desaceleración de la velocidad de crecimiento de los contagios, pero siguen creciendo tanto en el interior (de la provincia) como en el AMBA».

Según el último DNU, el aislamiento estricto decretado por el Gobierno nacional vence este domingo y, a partir del lunes, las zonas del país que se mantienen en la categoría de «alarma epidemiológica» vuelven a las restricciones anteriores hasta el 11 de junio, con excepción del fin de semana del 5 y 6 de junio, en el que se vuelve al esquema de aislamiento estricto.

Asimismo, expuso que el indicador de camas de camas de terapia intensiva «sigue siendo preocupante», debido a que se registra un 74,96% de ocupación en el AMBA y un 63,35% en el interior, lo que constituye «un récord histórico» y genera la necesidad de derivación constante de pacientes entre ciudades.

En tanto, Bianco expuso que, a partir del lunes y hasta el 11 de junio -a excepción del fin de semana del 5 y 6 de junio, cuando se volverán a restringir al máximo las actividades- lo que «estará vigente es una vuelta a la normativa anterior, el sistema de fases tal como lo conocemos» y graficó que «continuarán las clases no presenciales».

La mayor cantidad de municipios se encuentran en la fase 2, donde existe una incidencia de casos mayor a 500 contagios por cada 100 mil habitantes en los últimos 14 días y/o una ocupación de las camas de terapia intensiva mayor al 80 por ciento.

Según los últimos datos suministrados este jueves, en territorio bonaerense, los casos de Covid-19 ascendieron a 1.567.821 tras confirmarse 15.550 nuevos contagios en las últimas 24 horas.

Fuente:Télam