Al ritmo de una inesperada suba de contagios de coronavirus en el AMBA, el presidente Alberto Fernández volvió a convocar al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a Olivos, donde evaluaron con «preocupación» el rápido incremento de casos, que podría indicar el inicio de una segunda ola de contagios, tal como ocurrió en Europa. A partir de hora las reuniones en la Quinta Presidencial volverán a ser periódicas.

En una reedición de los encuentros tripartitos, que no se producían desde el conflicto generado por la redistribución de las partidas de coparticipación asignadas de manera arbitraria por el expresidente Mauricio Macri al distrito más rico del país, los mandatarios coincidieron en profundizar las campañas para exhortar a la población a que se «extremen los cuidados», apelando a la «responsabilidad de todos y todas», de cara al Año Nuevo y a la temporada de verano.

«Hay un relajamiento y la idea es ir monitoreando. No estamos para cerrar nada por ahora. Sí queremos enviar una fuerte advertencia por el relajamiento general», describieron fuentes de la Casa Rosada a la agencia NA.

«Entendemos que fue y es un año muy duro. Apelamos a que se cuiden sin esas restricciones. En la provincia de Buenos Aires, donde los casos se vienen duplicando bastante rápido, muchos municipios volvieron a suspender actividades publicas, encuentros de gente», agregaron.

Las alarmas se encendieron ayer, el mismo día en que el inicio de la campaña de vacunación parecía dar un respiro a los largos meses de batalla contra la pandemia, al observar el salto en la cantidad de casos reportados por el Ministerio de Salud, que pasó de 7216 a 11.650 contagios en una sola jornada, y con epicentro nuevamente en el AMBA. En territorio bonaerense se registraron  4417 casos contra los 2873 reportados el lunes, mientras que la Ciudad se acerca día a día a los 1000 casos diarios.

En este momento, el país está cumpliendo el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo) dispuesto por Fernández hasta el 31 de enero próximo, de acuerdo con lo anunciado por el primer mandatario el 18 de diciembre pasado.

Fuente:Página 12